Un Superclásico bien clásico.

El director y la orquesta. Román y diez más

La Bombonera estaba llena, a pesar del día y la hora. Los ídolos, en la cancha. Y la pelota, después del fantástico recibimiento y de la barrida -pobres chicos- de los miles de papelitos, empezó a rodar. Y se dio otro clásico Superclásico.

Porque, en los días que corren, la noticia de una victoria de Boca sería una gran novedad. Pero cuando es contra River -con B para los amigos- no. Porque el equipo volvió a mostrar esa garra, esos huevos que pide enardecidamente la hinchada, en cada pelota dividida, en cada cruce, en cada roce.

Porque Javi García, el pibe que salió campeón en 2008 “sin manos” hoy se las puso y fue un arquero de superclásicos. Un mano a mano -gracias Funes Mori-, un tiro a distancia y un cabezazo le bastaron para redondear un gran partido.

Porque Luiz Alberto, el brasileño que “no puede jugar en la primera de Boca”, demostró que cuando hay que poner, no tiene fisuras.

Porque Breyner Bonilla, ese que despertó el “¿y ese negro quién es?”, se bancó los nervios del debut, y encima, con la banda enfrente. Recibió la primer pelota a cancha llena y le rebotó en los pies. Nunca más dudo. Revoleó sin pudor, cerró con altura y salió acalambrado y ovacionado de la cancha.

Poque Eze Muñoz, el pequeño gigante que surgió para ser el central del futuro, se bancó el lateral y regalo una barrida que habrá secado más de una garganta.


Porque Luciano Monzón, el que valía 12 palos verdes y ahora murmuran cada vez que la agarra, le regaló a la gente sudor, garra y un caño más R1 a fondo para dibujar el segundo gol xeneize.

Porqué Jesús Méndez, ese que se cruzó de vereda para jugar en un grande de verdad, se disfrazó de cinco para jugar de lo que más sabe, repartió fútbol para todos lados y puso la pata cuando hubo que ponerla -preguntar a la cara de Ahumada, ídolo por la ribera-.

Porque Mati Giménez, ese refuerzo relleno del verano boquense, mostró el sacrificó necesario para ganarse un puesto que todavía no tiene dueño. Y con yapa: debutó en Boca, en un clásico y le hicieron el foul del primer gol.


Porque Gary Medel, y párrafo aparte para el chileno que se ganó el corazón del hincha, vivió el partido de su vida. Metió los dos goles, metió como nadie, se peleo con Gallardo -ahora no araña, muerde- y lo echaron. Y se llevo el aplauso y el reconocimiento de la gente.

Porqué Nico Gaitán, a pesar de estar en deuda en los últimos partidos, sin brillar regaló una perlita para el recuerdo: caño delicioso a Almeyda, que todavía lo está buscando.

Porqué Martin Palermo, el Titán que no encontró su gol 219, dejó como cada súper, todo en la cancha. Se sacrificó por el equipo, cabeceó todo en defensa, y hasta casi mete una tijera para la historia -si era gol donde se metía el línea…-.

Pero por sobre todas las cosas, el superclásico fue clásico, por que el número 10, fue el último diez. Ni el de la vereda de enfrente -que usa la 11, porqué la 10 en River la usa alguien que ni siquiera concentra- ni el que miraba desde el palco como aquel “que no le sirve”, la rompía en la cancha. El 10 fue Román, y con todas las letras. Participativo, de toda la cancha, y hasta combativo como pocas ocasiones. A veces de volante, a veces más adelante que el mismo Palermo. Tocando, desmarcándose, bailando, brillando.

Una vez más, y como tantas otra veces ya, el concierto se jugó al compás del 10. Un clásico en cada Superclásico.



Canción.

PD: La única bandera gallina: “Yo vi tu cancha llena… de agua”. La inventiva riverplatense no tiene límites. Sorprendente.



Anuncios

6 pensamientos en “Un Superclásico bien clásico.

  1. a ver a ver, vamos a ser sinceros. el partido no fue bueno, pero la actuacion de román fue como siempre que tiene a la Banda enfrente, sobresaliente. Taco, pelota bajo la suela, pedido de aliento a la gente, la paro de zurda y en el aire la toco de derecha mientras vega reza para qe -finalmente- se vaya por arriba del travesaño. Exquisita habilitacion a Monzón, para que despues Fabián le tire un caño a Ferrari si no me falla la memoria. y por sobre todas las cosas HERMOSO el deseo de Román por en la ultima media hora de juego, buscar siempre a Martín para que el titán supere el récord. gracias román por ser hincha de boca y gracias Maradona por dejar que nada mas lo disfrutemos los xeneizes.nos vemos riBer

  2. que lindo es tener un ídolo asi, y no un catdog (jajaja GAYardo qe risa me das por dios, cada vez peor lo tuyo) o un borracho. cada vez peor riber eh, igual tranqui, que racing te acompaña a la B asi prestigiamos el campeonato nacional

  3. El último diez, junto con los 10 jugadores restantes, demostraron que se puede, que hay equipo y no nos falta fútbol. En La Boca se vió -y se vivió- lo que el hincha de Boca está acostumbrado a ver y a esperar de su equipo."Riqueeelme Riqueeeelme" fue una de las primeras ovaciones que se escucharon hoy en la Bombonera. No hay lugar a ninguna duda que fue una de las figuras (para no decir – LA figura) del superclásico disputado en la cancha de Boca. Jugó como todos queremos verlo jugar, como todos sabemos que lo hace, bailando, demostrando que es Boca, que es Román, hasta obtener felicitaciones o halagos por parte del DT del seleccionado nacional, el cual fue ovacionado por La 12, generando la demostración de afecto del resto de la hinchada local, por Román. Con ese clima empezó el Superclásico. De la misma forma terminó, pero haciéndonos sentir más orgullo por saber que Riquelme, es de Boca.

  4. Adhiero a nico mis agradecimientos al señor seleccionador -vos te lo perdéssssssssss- por darnos la exclusividad de disfrutar al mejor jugador y estratega que dio este deporte en los últimos quince años. Y para los que se llenan la boca hablando de la negatividad que tiene Román sobre el vestuario no hace falta más que mirar el abrazo y los consejos que le da a Monzón antes de empezar. P.D.:Gracias Ibarra y Morel por no jugar.

  5. Si para los giles eso es ser "pecho frio"…jaj x favor cuantas veces les cerraste el culo ROMAN. Los jugadores DE VERDAD se ven en estos partidos poniendose el equipo al hombro y no "arañando" o "mordiendo"…Gracias x tanto 10!P.D.: Ahumaaaada, Ahumaaaadaaa (8)El Primo 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s