Lo que dejó Sudáfrica 2010 (I)

Se fue un nuevo Mundial, el primer en África. Cuatro años esperando para unos efímeros treinta días dónde el mundo futbolístico se detiene por completo. Y, como cada vez que se lleva a cabo esta fiesta del fútbol, queda mucho para contar. Un Mundial con todos los condimentos que arrancó de menor a mayor, con partidos muy pobres a partidazos de película. Sorpresas, batacazos, figuras inesperadas, fracasos, curiosidades…

Un nuevo campeón

España no sólo levanto la Copa por primera vez en Sudáfrica y se convirtió en el primer europeo en festejar fuera del continente. Para suerte del fútbol, el equipo de Vicente del Bosque dejó en evidencia dos cosas. Que el “tiki tiki” no solo llena los ojos sino que también las vitrinas. Y enterró, una vez más, la mentira de la diferencia generacional entre técnico y jugadores. El Dt español, que en diciembre cumplirá 60 años, supo consagrar a un grupo que había sido formado por el aún más veterano Luís Aragonés. Ese equipo supo hacer historia brindando un espectáculo a la gente. Y logró lo que nadie había podido: levantar la Copa del Mundo luego de perder en el debut. España no fue un campeón cualquiera.

El Karma de ser segundo

Holanda se quedó otra vez con las ganas. Cómo en 1974 y 1978, con esa camada histórica de jugadores que revolucionaron el fútbol, quedó en segundo lugar. Pero esta vez fue diferente. Está selección no tuvo el brillo de aquellas y llegó con lo justo a una final dónde resigno su juego ante una superior España. Pero tiene cosas de las cuales enorgullecerse. Alcanzó la final ganando todos sus partidos del Mundial, además de los de clasificación, algo que sólo había logrado Brasil en 1970. Tuvo valores altísimos en Sneijder y Robben, de las figuras del Mundial. Y fue un digno subcampeón, que supo eliminar al candidato de todos –Brasil- y cayó ante una selección que hoy parece imbatible. La Copa ya va a llegar.

El invicto soy yo

En este Mundial hubo grandes equipos. Con grandes arqueros, defensores aguerridos, volantes creativos y delanteros con gol. Hubo otros no tan buenos. Pero todos ellos, menos uno, perdieron un partido. Y aunque no haya ganado ninguno tampoco, sorpresivamente, Nueva Zelanda es el único equipo invicto de este Mundial. Producto de sus empates con Eslovaquia, Italia y Paraguay, los neozelandeses terminaron terceros en el Grupo F por delante del que era el último campeón. El orgullo de Oceanía.

Yo le gané al campeón

Es el único que lo puede decir este Mundial. Y sin haber hecho mucho. Porque Suiza, la selección del presidente de la FIFA, no hizo un gran torneo. Tuvo la oportunidad de clasificar. Tan sólo tenía que hacerle más de dos goles a una de las selecciones más débiles de toda la Copa como lo fue Honduras y no lo hizo. Pero lo que sí hizo, fue ganarle al que, días después, terminaría siendo el campeón. Y Suiza puede decir que le ganó al mejor equipo del mundo.

Grandes en deuda

Este Mundial mostró la debacle de varias selecciones que siempre son candidatas. Inglaterra se perfilaba para pelear bien alto, apoyado en sus figuras Lampard y Gerard y su goleador Rooney. Pero no prosperó, pasó la primera ronda a los tumbos y cayó goleado ante Alemania. La misma suerte tuvo Argentina. Ilusionó la primera ronda ante equipos accesibles, se vieron los primeros desajustes ante México y los teutones terminaron con el sueño. El último campeón Italia defraudó al mundo quedando afuera en primera ronda en un grupo más que accesible con equipos como Eslovaquia y Nueva Zelanda. Y a Francia la desbordaron los problemas internos y también se quedó afuera en fase de grupos. Muchos grandes quedaron en deuda.

Figuras sin brillo

De la mano de los fracasos de sus equipos, figuras de primer nivel Mundial en sus clubes hicieron agua con sus selecciones. Cuando el mundo esperaba ver en Sudáfrica a sus ídolos inflar las redes, se encontró con falsas imitaciones de aquellos jugadores que admiraban en las ligas europeas. El Messi de los 47 goles en la temporada se fue virgen. Igual Rooney, que casi ni pateó al arco. Cristiano Ronaldo le dio de comer una vez más a los que dicen que es puro marketing. Drogba y Eto’o no pudieron colaborar para que sus selecciones avancen en el Mundial en su continente. Muchas figuras con poco brillo.

Todo esto y mucho más dejó Sudáfrica 2010. Un sólo post no alcanzó para resumir todo lo que pasó en el Mundial en tierras africanas. En breve la segunda parte. La Copa del Mundo se sigue jugando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s