Romance eterno

“Los extrañe bastante”. Mientras Juan Román Riquelme se acomodaba para su primer conferencia de prensa luego de haber arreglado su continuidad por cuatro años más con los colores de sus amores, miraba a los periodistas presentes –que habían llegado en gran cantidad- y soltaba la frase que abre este texto. “Terminamos como queríamos todos: dirigentes, mi familia, yo y, sobre todo, los hinchas de Boca” expresaba como para poner, ahora sí, el fondo negro de la pantalla con el “the end” en blanco. Y el cine completo, de pié, aplaudiendolo una vez más.

La gran cantidad de periodistas presentes se podía explicar por varios factores. El primero y fundamental: el jugador más importante del fútbol argentino se ponía delante de un micrófono. Además, renovaba su contrato luego de tres meses de tire y afloje. Y, cómo con la pelota en los pies, el diez es un as a la hora de declarar.

Los temas para tocar eran múltiples. Renovación, dirigentes, Macri, Boca, Selección, lesión, etc. No dejó nada suelto. Cómo en la cancha, asistió con justeza y eludió con inteligencia. Nunca dejó de aclarar que es “hincha de este Club” ni que “los dirigentes hicieron un gran esfuerzo”, evitando innecesarios roces con el contrato ya firmado, sin hacer leña del árbol caído –léase Macri and company-. No se puso plazos para su regreso–“por primera vez voy a tomar una lesión en serio”- y marcó objetivos a corto y largo plazo –“Quiero ganar otra Copa más para la gente”-. Se mostró feliz por el nuevo plantel –“soy hincha y me ilusionan los refuerzos que llegaron”- y confirmó su asistencia el sábado frente a Racing en una Bombonera que lo recibirá como se merece. Coqueteó con la Selección –“Me pone muy felíz que Batista hable bien de mí- aunque dejó el sueño para más adelante –“Primero quiero recuperarme y jugar en mi Club”-. Volvió a elogiar al nueve –“El mejor de los últimos 10 años”- y hasta se animó a prolongar su trayectoria –“no estoy seguro de que sea su último año”-. Un Román auténtico. Que abre la boca y deja títulos para todos y sobre todo. Pero que, sobre todas las cosas, hace feliz al pueblo Xeneize y al fútbol. “Hoy es un día para que estemos todos contentos” deslizó el diez casi al pasar, entre frase y frase. Y no se equivocaba.

Aunque la novela de la renovación terminó, una nueva comenzó. Pero si la anterior fue de suspenso, esta será de amor. Mejor dicho, de romance. Un romance que comienza hoy, una vez más –aunque nunca terminó- y que durará cuatro años más. Eso sí, dentro de un campo de juego. Porque el romance con el último diez será eterno.

Para el final, les dejo la emocionante propaganda de Paso a Paso sobre JR. Gracias a @JovaLucas por subirla para poder compartirla con todos los Riquelmeanos que nos emocionamos con esta excelente publicidad que surtió un efecto especial en el público por el momento en que salió al aire, cuando las cosas entre Román y Boca parecían que no iban a llegar a buen puerto. Pero ahora, con la renovación ya consumada, aquí el video, espero lo disfruten tanto como yo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s