Una noche sin el 10

Falcioni apostó a jugar en una Bombonera repleta sin el 10 y no le salió muy bien. La gente pidió por Riquelme, el equipo no encontró el famoso “funcionamiento” y el DT, en tan sólo tres fechas, se fue insultado por la gente. JC se compró un problema y se puso fecha de vencimiento.
Se preveía una noche diferente. La gente asistió a la Bombonera con ganas de ver al equipo de sus amores pero sin uno de sus ídolos en la cancha. Sensaciones encontradas para el hincha, que no sabía como congeniar las ganas de que gane Boca con los insultos a un DT que en tan sólo tres fechas se ganó el odio de la mayor parte del público. 
Y es que no es una decisión muy inteligente marginar del equipo, cualquiera sea este, al creador, al que mejor juega y al ídolo. Pero Falcioni lo hizo. Movió sus fichas, hizo su jugada -extrema, por cierto- y se puso a prueba en una Bombonera que no le perdonó la desición.
El estadio se vistió de fiesta y antes que comience el partido no entraba un alfiler. Y también, antes que salga el equipo al campo de juego, la ovación al ídolo se hizo escuchar. Dos veces. El “Riqueeeeelme Riqueeeeelme” bajó de los tres costados. Sí, los tres costados que no reciben un peso por alentar al equipo. 
Una de las banderas que expresaron el sentimiento por el 10.
Por que el otro sector fue el que se encargó de tapar esos cánticos, hacer oídos sordos y hasta, segun la palabra de algunas, “confiscar” banderas en apoyo al diez. “Falcioni hoy te odio más que a Fabbiani y a Ortega”, decía una de las banderas que se quedaron afuera, segun cuentan los que la vieron. Sin embargo, hubo algunas que no pudieron prohibir y se vieron en la Bombonera. “Gracias por tanto, perdon por tan poco”, la más destacada.
Todo esto, en la previa. Porque, en la cancha, poco y nada. Cómo dijo Diego Latorre en Twitter: Falcioni armó un equipo equilibrado, nada por aquí y nada por allá. A pesar de ello, y de clarísimos bajos rendimientos de algunos jugadores -que seguro no sacará-, el DT se quedó conforme con el “funcionamiento” del equipo. Excusa que uso para dejar al 10 fuera de la cancha.
Lo que quedó en evidencia fue, además del pobre desempeño del equipo a la hora de crear juego, es el pensamiento de la gente. Esa misma gente que cuando tuvo que elegir entre el mejor jugador de la historia, y su mejor jugador de la historia, se hizo escuchar y mucho. Esta vez, también lo hizo. “Riqueeeeelme, Riqueeeelme” fue el hit -otra vez- en una noche sin el 10.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s