Gracias 10

Riquelme volvió al gol, le dio el triunfo a Boca en Santa Fe y fue lo mejor del equipo una vez más. En un planteo que no invita al juego, el 10 se la rebuscó para encontrar fútbol y demostró que su pegada está intacta.

El 10 con la boca llena de gol. De su pie derecho salió lo mejor de Boca.

Cuando en la semana Julio César Falcioni plantó el cambió de esquema para enfrentar a Colón, había varias lecturas: que era línea de tres, línea de cinco, que Somoza estaba sólo, que se suman volantes para ayudar al 10, que había un sólo delantero. A las claras, analizando la historia del DT y el partido que venía, el planteo sonaba más a cuidar el arco propio que buscar el rival, algo habitual en JCF.

Pero, ¿cómo se rompe con cualquier táctica, cualquier idea defensiva, cualquiera sean los impedimentos que puede tener un equipo para resignar poder en ofensiva? El dedo apunta y no se equivoca: con una genialidad de –y valga más que nunca la redundancia- un genio.

Porque ese pie derecho fue capaz de romper con tanta mediocridad, con tanto “más de lo mismo”. Porque cortó, también, con la sequía que tenía Boca, que no marcaba desde el 1 a 0 en el Cilindro con el gol de Mouche. Porque este equipo cambió en actitud, en resultado, pero no en fútbol. Y porque lo único distinto sigue siendo el 10. Tan distinto que, cuando todos esperaban un centro, él pateó al arco.

Cómo en todos los partidos que jugó en este Clausura, lo mejor salió de su derecha. Y aunque no fue uno de sus partidos más precisos –perdió pelotas, algo a lo cual no nos tiene acostumbrados-, deleitó a todos con un gol “de otro partido”, como lo calificó el propio Fernando Gamboa -DT rival- para explicar el resultado del encuentro.

Pero más allá del gol(azo), lo que mostró el 10 en cancha es que, no importa las tácticas, desde sus pies se puede –y se debe- generar el fútbol que se necesita para salir del pozo. Que la pelota tiene que pasar por él. Y que todavía, aunque algunos –pseudo- periodistas quieran hacer creer lo contrario, JR tiene cuerda para rato y es lo que necesita Boca.

“Riquelme es un personaje quijotesco: ve fútbol dónde los demás no ven nada”, me twittearon desde España. Y es tal cual. Por eso, y no sólo por el gol y el triunfo, gracias 10. 

Disfrutá el golazo de Juan Román Riquelme:
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s