Valeri: “Riquelme es un ‘último diez’ del fútbol argentino”

Diego Valeri dialogó con nosotros en el programa de radio y no escondió su idolatría por Juan Román Riquelme. El jugador surgido de Lanús tiene al 10 como referente pero no se siente parecido: “lo único que tengo de él es su camiseta”.

Valeri hace el Topo Gigio en honor a su ídolo (Olé)

Cuando apareció en la primera de Lanús, allá por 2003, y mucho más aún en el primer y único título del club Granate en Primera División en 2007, a Diego Valeri se lo marcó como un jugador “con cosas de Riquelme”. Y, como no podía ser de otra manera, el volante de Valentina Alsina tiene como ídolo al 10 Xeneize. “Yo lo tengo como un referente, tanto en mi infancia como en mi carrera”, confesó.
En nuestro programa de radio, Diego no escondió su idolatría por Román. Con respecto al nombre que lleva este blog, opinó: “De acá a un tiempo, no sé si fue ‘el último diez’, pero que fue el que mejor jugó en esa posición seguro”. Sin embargo, al toque retrucó su idea. “Hablar de él para mí es muy imparcial, tengo un gusto muy particular por él. La elegancia que tiene para jugar, lo líder que es adentro y afuera de la cancha. Es muy completo, realmente sí es un ‘último diez’ del fútbol argentino”, argumentó el creativo de Lanús.
A pesar del parecido que le ven algunos con Riquelme, él se diferencia con mucha humildad: “Muchas veces me dijeron que tengo cosas de Riquelme. Pero lo único que tengo es una camiseta”. Y agregó: “Lo dejo ahí. Por la necesidad que tiene el fútbol de comprar se genera eso. Pero yo siento que tengo muy pocas cosas de él, somos muy diferentes. Trato de aprender de lo que hace adentro de la cancha y busco una identidad propia”.
Con respecto al regalo del diez, contó: “Me mandó una de la Libertadores 2007 cuando salieron campeones y después me dio una este último campeonato cuando jugamos con Boca. Las dos me las mandó, me sorprendió mucho”.
Jugar con tu ídolo es algo que sólo quienes llegan a primera se pueden dar. Y Valeri explica la sensación: “Es algo hermoso. Es de lo mejorcito que me deja el fútbol. Jugar contra tus referentes, los jugadores que admirás de chico. Son sueños que se van cumpliendo”.
En alusión a las críticas que a veces recibe el 10 de cierto sector de la prensa y la gente, el ex volante de Porto y Almería analizó: “No tengo una sensación. Nosotros tenemos una crítica propia y la de nuestros compañeros. Lo demás es relativo, todos opinan en el fútbol”.
Si bien jugó en contra, nunca tuvo a Román con su misma camiseta. Y es un sueño a cumplir. “Seguro me gustaría jugar con Román. Donde sea, aunque sea un picadito en el barrio. Sería más lindo ahí. Me ubicaría donde sea, pero cerquita de él”, confesó entre risas.
La última Copa América dejó a las claras que a la Selección le faltaba un conductor. Diego Valeri integró la lista preliminar pero finalmente quedó afuera. Y, aunque cree que Román debería haber estado, analiza la decisión del DT: “Quizás ahora no le tocó estar por cuestiones físicas, en Boca no tuvo mucho continuidad”.
“Yo creo que como Román no hay. Estando bien es importantísimo en la Selección, por la experiencia que tiene. Cuando le tocó jugar lo hizo muy bien. En el Mundial de 2006 se hizo una gran campaña, Argentina quedó afuera por muy poco, y él era emblema de ese equipo. También estuvo en las Olimpiadas, en la Copa América que se perdió con Brasil. Pero yo creo que siempre lo hizo muy bien”, se explayó Diego sobre su pensamiento de Román con la celeste y blanca.
Pensando en una convocatoria para el 10 en las próximas Eliminatorias, opinó: “Yo creo que en la Selección se vive mucho el presente. Si bien Riquelme tiene una historia hecha y un peso diferente, se vive mucho del rendimiento del presente. Pero puede estar tranquilamente. Su presencia puede ayudar muchísimo a los demás”. Y el sueño de jugar con él, se puede dar en la albiceleste: “Ojalá, la esperanza uno siempre la tiene. Jugar en la Selección es lo que todo jugador quiere”.
Su gusto por Román es completo. Y, aunque enumera varias de sus características, remarca una en particular: “Más allá de su elegancia, su técnica y su panorama para ver el fútbol, lo que más me sorprende es como usa el cuerpo. Es lo más difícil de igualar, como defiende la pelota con su cuerpo. Como diez, no hay casi ninguno que lo haga”
Para el final, y pensando en el cada vez más pobre nivel del fútbol argentino, dejó un mensaje: “Esperemos que programas como el de ustedes haga que los chicos quieran ser números diez”. 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s