El conflicto con Riquelme que no fue

Recuento de hechos, sensaciones y demás cuestiones que dejó el día más agitado de los últimos tiempos en el Mundo Boca. El papelón, las disculpas y la opereta de siempre para ensuciar al 10 más grande de la historia xeneize. 



Por Leandro Ulloa (@CancionUlloa)
Riquelme y Falcioni. El foco de un conflicto que no fue. Pero vende.

“Despertate, hay quilombo en Boca, parece que Falcioni se peleó con Riquelme”. Hay muchas maneras de levantarse, pero seguro que ésta, es una de las peores. Un nuevo conflicto en puerta, otra vez involucrado el 10. Se venía otro día gris de discusiones y aclaraciones. Pero, a esa altura, y todavía con la almohada en la cabeza, ya sabía cómo iban a terminar las cosas.
 Twitter. Miles de versiones al instante, información aglomerada, de periodistas, de cualquier persona, de cualquier club. Lo primero que sale: “Este negro es un conflictivo. Siempre lo mismo. Se pelea con este, con el otro. Que se vaya de una vez”. Así, como quien no quiere la cosa y casi sin información fidedigna, nace el #ChauRiquelme: simpatizantes de clubes del ascenso (#PreocupatePorAscender) mezclados con pseudo hinchas xeneizes twitteando en contra del máximo ídolo de la historia. Bien.
Me informo. Leo. “Riquelme habría discutido –nótese el potencial, para no tener problemas después- en el vestuario con Falcioni”. Pienso. ¿Qué es lo más raro de esa oración? ¿La pelea? No tanto, hace un par de días Cavenaghi y Chori Domínguez se  pelearon en pleno estadio delante de todo el mundo y “fue normal”. ¿Entonces? Ahora lo veo: ¿Cómo se filtró la información tan rápido, si lo ocurrido fue dentro del vestuario? Eso quisiera saber.
Falcioni, Angelici y Riquelme. ¿Cómo seguirá la relación?
Veo tweets interesantes de un amigo periodista a quien prefiero no nombrar sin su consentimiento. Le pregunto qué sabe. Me dice que lo llame. Eran las 14:50 hs. Me cuenta lo que le relató un dirigente xeneize. En pocas palabras, lo que todos sabemos ahora: que Cvitanich recibió reproches del DT –“Jugás para mí, no para el 10”-, que se lo contó a Riquelme, que juntos fueron a hablarle, con otros referentes. Que Erviti –justo el protegido del DT- confesó que él había sido el de las indicaciones a Darío. Y que Falcioni, asumiendo la culpa, terminó pidiéndole perdón a Román por el malentendido. Luego, el diez pidió que esas disculpas fueran para el plantel, y no para él. Hasta ahí, una discusión de grupo, entre los jugadores y el DT, resuelta como hombres: hablando de frente, y no por atrás.
A todo esto, Boca ya llegaba desde Venezuela y aterrizaba en Ezeiza. El plantel pasó sin dar demasiadas declaraciones, el DT optó por el silencio –que mala opción- y al Presidente le sacaron palabras a la fuerza. El 10, como capitán y referente, paró a hablar con la prensa y a dar la cara. “No pasó nada”, expresó. Pero los rumores de renuncia estaban latentes.
Con el correr de las horas se iba divulgando aquella versión de los hechos que tan amablemente me habían contado por teléfono. Los compañeros le habrían dicho a Falcioni que “Riquelme no hizo nada” – ¡hasta Closs lo avaló!-. Sin embargo, el daño ya estaba hecho. La difamación al enganche –“miente, miente, que algo quedará”- ya estaba consumada. Porque, a pesar de que algunos – ¡y encima muchos no!- se retracten, tantos otros no los escucharán y seguirán pensando –y publicando- que Riquelme se peleó con Falcioni. Si hasta la hija del ex 9 se encargó de pegarle al 10, en un acto tan estúpido –disculpen el insulto- como irresponsable. El padre debería enseñarle a comportarse.
Momentos felices: homenajeados por el torneo conseguido.
Largas reuniones se dieron en el hotel tras el arribo al país. Entre el Presidente y los jugadores. También con el DT. Angelici debía convencerlo para que siga. ¿Cómo iba a admitir, que a pocos meses de asumir, se le vaya un DT campeón por un conflicto que, encima, no involucraba a Riquelme, su líder negativo? No señor, usted, señor Falcioni, se queda acá. Lo que no queda claro aún, es qué le ofrecieron para su continuidad. Pero dentro poco se sabrá.
Lo que sí quedó claro, al menos para los que quieran oír, es que Riquelme, esta vez –y como tantas otras veces que intentaron ensuciarlo-, no tuvo nada que ver. Sí es culpable de ser el que da siempre la cara, el que defiende a sus compañeros, el que cumple con su función de capitán -otorgada por éste DT, por las dudas-. Señor Román, declárese culpable.
¿Falcioni y Riquelme se llevan mal? No lo sé. Tal vez sí, tal vez no. Lo que sí sé, es que el DT le debe mucho más de lo que el diez le debe a él. Su estabilidad laboral -recordar su regreso luego de ser basureado vs All Boys, haciendo goles claves para salvar la cabeza de JCF- y quedar en la historia de Boca con un campeonato. Y, cómo debe ser, las diferencias -de existir-, dentro de la cancha, no se notan ni perjudican el rendimiento del equipo. Tema irrelevante y fin de la historia.
Cuando me desperté y me dijeron que había una pelea entre Riquelme y Falcioni me exalté, pero rápidamente me tranquilicé. Porque, a esa altura, y todavía con la almohada en la cabeza, ya sabía cómo iban a terminar las cosas. Con Riquelme, y ya deberían saberlo, las cosas siempre –pero siempre- vuelven en su lugar. Perdonalos Román, no saben lo que inventan.
Anuncios

4 pensamientos en “El conflicto con Riquelme que no fue

  1. Muy bueno che, pero ahora quien calla a los giles que se dicen ser hinchas de boca y basurean a Román ?? …. va a terminar como siempre, Román la rompe en la cancha sale ovacionado y esos giles se van a tener que tragar sus palabras en especial la hijita maleducada de la momia… saludos!

  2. Es evidente que el DT es prejuicioso con Román, ya que pensó que el que estaba dando ordenes contrarias era el 10. Pero se equivocó y feo porque era su propia persona de confianza la que presento tal actitud, de hecho Erviti se hizo cargo y despegó a Román.Falcioni se equivocó una vez mas y nuestro jugador emblema se come el chubasco "gratuitamente", espero que él se de cuenta que hay pseudos hinchas de Boca que son veletas 100% y que no representan a los que lo queremos y bancamos de verdad.Es triste ver como ensucian a un gran tipo por el simple hecho de llamarse "Riquelme".. la conclusión que saco de este tema es que LO AMO MAS QUE ANTES, y estoy orgulloso de ser "Bostero" y que mi capitán sea el mas grande Nº10 de la historia xeneize; Juan Román Riquelme.Vos a utilizar las palabras con la que cerraste la nota "Perdónalos Román, no saben lo que inventan" Firma: @Bosteritus

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s