2012 – El fin del fútbol

Riquelme se fue de Boca, cansado del manoseo, desgastado por un entorno que no lo quería. El anuncio llegó luego de la derrota en la final de la Copa Libertadores. Se va el máximo ídolo que supo tener la historia del club más popular del país.

“Me siento vacío”. No tiene más ganas Román, no puede más. Lo desgastaron. Lograron lo que querían los que lo querían afuera. Y él, siempre él, tan particular y tan determinado en sus decisiones, dio un golpe de timón y dijo “esto no va más”.

El KO maduró demasiado rápido. Se empezó a gestar aquella tarde del 12 de diciembre pasado, dónde algunos socios, que no representan al grueso de los hinchas de Boca, eligieron un modelo de gobierno que excluye al pueblo, lo popular, al hincha genuino, y, como no podía ser de otra manera, al máximo ídolo.

Pero no sólo es Daniel Angelici, aquel que saltó a la fama por no querer renovarle a Riquelme y hoy es el presidente del club, el que no lo quiso. Es más, tal vez no haya sido el mayor responsable del desgaste. Dos nombres y un apellido, cara aplastada, propuestas mezquinas y ninguna identificación con la azul y oro.

Julio César Falcioni detonó la bomba. Y me animo a decirlo abiertamente, porque quedó demostrado en cada accionar del DT. Primero, apoyado en la figura de Palermo, el otro ídolo, intentó dejarlo afuera, lo ninguneó, lo mandó a correr cuando estaba para jugar y no lo concentró.

Le fue mal, quemó los papeles, borrón y cuenta nueva. Riquelme capitán, líder y llegó el título. Ganó la gloria a costa del diez y los jugadores. Y en Barinas quiso volver a ser lo que realmente es. El plantel le dio la espalda y siguió jugando y ganando por la gloria y por ellos mismos.

Este equipo casi gana todo a costa de un DT que no demostró cómo manejar un grupo, como crear armonía, como hacer jugar a un equipo. Riquelme sí supo. Unió al plantel fuera de la cancha y los ordenó dentro. Los hizo jugar y ganar.

Y él, justo él, siempre en el foco de todo y de todos, se demostró que estaba en un alto nivel, jugó más de veinte partidos en la temporada, volvió a marcar goles y llevó a Boca a todas las finales. Él, el que ya lo habían retirado en 2007 y ahora algunos lo pedían de nuevo para la Selección.

El desgaste fue sistemático. Cuando llegaba el final de la temporada, cuando casi todos los objetivos estaban cumplidos, empezaron los rumores. Primero, Roncaglia. Después, desarmar el entorno de Román, poniendo como opciones de salida a los Viatri, Clemente, etc.

Riquelme no aguantó. Alguna vez, desgastaron y forzaron la salida del técnico más exitoso de la historia, Carlos Bianchi. Ahora le tocó al máximo ídolo adentro de la cancha.

“Es una decisión mía. Yo soy hincha, amo a este club. No puedo jugar a la mitad. Llevó 16 años en el fútbol. Vivo para el fútbol”. Políticamente correcto hasta para dar el portazo. Él, justo él, que la dejó chiquita durante todo el semestre, diciendo que está jugando a la mitad. Se va, sin hacer demasiado ruido, dejando indemnes a quienes realmente no se lo merecen.

Pero el final no podía ser de otra manera. La carrera de Riquelme está teñida por lo especial, por lo fuera de lo normal. Debutó, y con sólo 17 años fue ovacionado por la Bombonera, un 10 de noviembre de 1996.

Ganó todo, incluso fue campeón del mundo, bailando al Real Madrid de las estrellas con sólo 22 años y una cara de nene que no iba con la madurez de su fútbol. Se fue por la puerta de atrás en su primera etapa, peleado con dirigentes y enojado, perturbado, por el secuestro de su hermano Christian. Pero volvió, como ninguno lo hizo, para demostrar porque los hinchas de Boca lo aman más que a nadie.

Pero Riquelme es así. Tómalo o déjalo. El hincha de Boca siempre lo tomó. El poder siempre lo dejó. Y, lamentablemente, son los que deciden. Son los que lo desgastaron. Y hoy sufre el fútbol y el hincha.

Nunca se alineó con el poder, siempre defendió a sus compañeros, los que estaban a la par de él y no arriba. No se casó con dirigentes ni con la barra. Siemplemente jugó al fútbol. Y fue el mejor de todos cada vez que pisó el césped con la diez azul y oro.

Cuántos en su lugar, que tal vez no tienen la mala reputación que sí tiene el diez, se hubiesen quedado para voltear al técnico que no lo quiso. Cuántos hubiesen dicho “es él o yo”, y hubiese ganado fácil la pulseada con la gente por ser quien es. Pero él no. Hizo todo lo contrario. Lo sacó campeón, lo llevó a todas las finales, y cuando ya no pudo convivir más, dijo adiós. El DT, cínico, dio una mini conferencia, antes del anuncio de Román, sólo para aclarar que seguía. Las diferencias claras entre uno y otro.

Se alejó dos veces de la Selección Argentina, mostrando que su forma de ser y de vivir no se negocia por nada. Y hoy, con esta decisión, actúa de la misma forma. Porque lamentablemente, para no traicionarse, siempre tomó decisiones dolorosas, terminantes. Arriesgó todo. Pero su cabeza estará tranquila y seguramente feliz, comiendo asados con sus amigos y abrazando y disfrutando un buen partido de fútbol con sus hijos.

Riquelme con cada decisión que tomó en su carrera, mostró grandeza y dejó un valor para todos los que lo amamos y lo seguimos: las convicciones no se negocian. Y ahora habrá que acostumbrarse a lo imposible: ver a la Bombonera sin su magia, a la pelota sin su dueño, a la 10 triste y huérfana. Llora el fútbol, llora Boca, la pérdida de su hijo pródigo.

La grandeza y la idolatría de Román roza el endiosamiento. Es el único jugador que puede ser llamado “el Diez” después de Diego. Por eso es único e irrepetible. Y no habrá otro igual, ni hubo durante toda la historia xeneize.

Los Mayas auguraban que el 2012 no iba a ser un año más. Que algo iba a terminar. Que iba a ser el fin de todo, que el fin del mundo llegaría. No se equivocaron. Es el fin de todo, es el fin del más grande con la camiseta más grande. Es el fin del fútbol.

Anuncios

17 pensamientos en “2012 – El fin del fútbol

  1. Muy muy bueno, tengo una tristeza increíble, deje de creer un poco en el fútbol. Roman era la inspiración que tenía cada vez que veía a Boca, o jugaba al fútbol, y ver gente que nunca dejo una lagrima por Boca hoy le de la espalda al ídolo máximo de la historia del club. Ojala en un tiempo lo vea en Boca en un puesto acorde a lo que es para la institución xeneize, su lugar en el mundo, su casa. Abrazo y hacer el aguante.

  2. No debería como periodista, especular sobre situaciones que no puedo probar, pero como hincha de Boca y profundo admirador de Román (único motivo por el que además de hacer periodismo político, hacía también periodismo deportivo, para verlo jugar) si puedo, después si citan lo que opino, no será más que lo que mi pasión me indicó.
    Estoy convencido que Román, así como no soportó la “falta de códigos” de Maradona con Basile en la Selección, en esta oportunidad, que el DT y el Presidente del club, por conveniencia (quizá del club, pero conveniencias al fin) le hayan dejado en dos fechas el campeonato a Arsenal (de Don Julio), sumado a todo lo que ustedes bien describen en esta nota, creo que fue mucho para Román. Hizo lo que cualquiera de nosotros que amamos a Boca y lo admiramos a él, hubiera hecho, solo los deshonestos no lo entienden.
    Un abrazo fuerte y como siempre, en cualquier cancha que juegue Román (más allá de los colores) vamos a estar para vivir su magia. Cada día agradezco haber sido un contemporáneo de Román y tener el privilegio de verlo jugar.

  3. Infinita tristeza, no hay palabras para decribir este momento. Para Román simplemente gracias, ojalá y vuelva, pero conociendolo, no va a cambiar su pensamiento y por eso siempre se lo valoró, por ser fiel a sus ideas. Y lo que escribiste increible, me dan ganas de llorar pero no me quedan más lágrimas, lo último es desgarrador.

  4. realmente muy pero muy mal,,se va un jugador con presente de leyenda,,,se va el buen futbol,,,se va el q hizo el mejor caño de la historia el q le hizo a yepes el de los mejores goles de tiro libre el mayormente conocido como topo gigio la magia,,,,el q nace uno cada 100 años,,,se VA UN D10S!!desde ecuador un hincha a muerte q siente la salida del maximo idolo xeneize!!!!!gracias por todo ROMAN!!!!

  5. Pablo, lo de Arsenal fue un trueque, ellos nos dieron los dos partidos del grupo en la libertadores, nosotros se lo devolvíamos en el campeonato, en esa época ellos peleaban el descenso, esos puntos le terminaron sirviendo para ser campeón.

    Después lo de Román, por más que tenga una profunda admiración de lo que hace el genio adentro de la cancha, hay que reconocer que afuera hace todo lo posible para pudrirla, era completamente innecesaria la plantear la renuncia ayer antes del partido, tirar la bomba que tiro el hermano, generar ese clima de incertidumbre antes de la final que nos jugabamos.
    Es un lider completamente negativo, vive dividiendo las aguas, no se puede vivir así, se fue palermo, se buscó otros enemigos, tiene un don, a donde va, se busca enemigos, le pasó en barcelona, en villareal, en la selección, en casa, le va a pasar así toda la vida, porque afuera de la cancha es un tipo conflictivo y creo que hay que saber separar las cosas, la culpa no es del entorno ni del manoseo, ni de nada de eso, la culpa es suya que es muy caprichoso, si el quiere seguir jugando en boca, tiene que ceder, como no quiere ceder, se pone en víctima y renuncia.

    • Riquelme es el dueño de la pelota, Riquelme nos dio todo, Riquelme es mi único heroe, mi D10S igual que el de muchos otros….que me vienen con Maradona???? El Diego fué enorme, pero a Boca no le dió nada, en cambio Roman….TODO. Por el ganamos TODO durante 6 o 7 años sin contar cuando volvió de Europa, para acá…..asi que, qué tenemos que hablar del Riquelme de afuera de la cancha???? Riquelme tiene codigos….por eso hoy no está mas en Boca….no te creas lo que dicen los diarios…..RIQUELME TIENE CODIGOS Y SE BANCA CON EL PECHO LA QUE AGITA CON EL PICO.

    • pablo se nota q sabés mucho sobre ROMÁN, en el barcelona no tuvo problemas con nadie, el dt le dijo q él no lo pidió y decidieron prestarlo al villareal, en el villareal tuvo diferencia en el presidente y no con pelegrini, ese presidente q después dijo q ROMÁN es el máximo ídolo de la historia del villareal, en la selección n legustó q maradona arregle q se valla basile, y el coco es el amigo de ROMÁN y él x sus amigos deja todo, hasta su lugar lo deja, ROMÁN es así siempre cede por eso se va, ROMÁN tiene principios y vive en base a eso, él no la caretea y le pone la mejor cara a todos para q lo quieran o q el dt lo ponga, el es así, él habla dentro de la cancha y ahí agarra la pelota y se divierte, tomálo o dejálo, pero no opines sin si quiera saber las cosas.

  6. Emocionante palabras!! Es tan cierto lo que decís, nunca se alineó con el poder NUNCA siempre defendió a sus compañeros. Ama estos colores como nosotros, porque el es bostero!! Nadie va a tratar la pelota como lo hacía él…
    Siempre escuche decir que la mujer no puede ver ni hablar de fútbol, pero yo si lo voy a decir y voy a opinar. Nací hincha de BOCA, amo estos colores, mi papá me hizo hincha y me enseñó de fútbol. Pero ROMÁN, Román me enseñó desde adentro de una cancha como se debe jugar al fútbol, como hay que tratar a la redonda. ÉL es mi ídolo, si mi ÍDOLO y las lágrimas que se me cayeron ayer cuando lo escuchaba hablar es porque él no se puede ir de SU CASA, porque hoy me siento triste, porque la pelota se siente triste, el FÚTBOL está triste!
    Yo no lo ví jugar al Diego, pero por lo q me dijo viejo y por los videos que ví es grande el Diego. Pero para mí Román es el más grande, porque lo ví jugar, lo ví hacer maravillas con la redonda, me emocione, lo aplaudí, lo disfruté al máximo, lloré con cada copa que el jugó, porque en una cancha pude cantar Riiiqueelme Riqueeeelme…♪♪♪. Si…si, tuve esa dicha de verlo con la azúl y amarillo. Por todo esos sentimientos que hoy siento, solo queda decir GRACIAS GENIO DEL FÚTBOL… Nadie va saber tratar la pelota como él lo hacía, la pelota está triste! Hoy el fútbol está de luto!
    Si soy mujer, pero hoy puedo hablar porque JUAN ROMÁN RIQUELME me enseñó lo que es JUGAR AL FÚTBOL! Te quiero ÍDOLO, siempre vas hacer mi MÁXIMO ÍDOLO!
    Nací bostera y moriré BOSTERA, pero yo me HICE RIQUELMISTA y voy a morir RIQUELMISTA!

  7. La verdad te felicito por lo que escribiste loco, es asi tal cual lo describiste, y es increible y una lastima que asi sea pero lo es, el fin del futbol. Le va a faltar ese algo especial a nuestro Boca, todavia no lo puedo creer, una tristeza infinita

  8. Como explicarle a un hincha de River o, de cualquier otro club de la Argentina, que cuando me enteré de los rumores de que era el último partido de Riquelme, no me pude ni concentrar en el partido. De verdad, prefería perder la copa y que Román siga jugando, a ganar la libertadores y el mundial de clubes, sin Riquelme. Y claro, como lo van a entender si, independientemente del talento del 10, nunca ha habido un jugador q sea ídolo más de 10 años en sus clubes.

    Esto hace que Román sea tan grande como el mismo Boca, cosa que ningún dirigente quiere. Tengamos en cuenta que todos los dirigentes cambiarían sus lugares en los clubes que presiden solo por entrar en un cargo político nacional, provincial o de la ciudad. Es decir, son la misma gente que después nos cansamos de putear cuando está ahí arriba. Y ningún dirigente político quiere a alguien en un cargo menor que tenga más peso que ellos mismos.

  9. Totalmente de acuerdo con el post. Desgraciadamente falta señalar lo peor, que es como sigue. Creo, aunque no lo deseo, que el futuro próximo es el descenso. No se puede esperar otra cosa de estos perversos incapaces, Angelici y Falcioni, y de quien está detrás de ellos, saboreando lo que cree su venganza: el niño bien de Mauricio. No solo han provocado la partida del mejor diez de la historia (y no excluyo a nadie) sino que van a desmantelar el plantel para completar la venganza. Lo único que nos queda es el ejemplo de dignidad de Román, y prepararnos para un futuro que ni a River se lo he deseado. Pobre Boca…

  10. me gusto mucho la nota,las lagrimas fluyen,ROMAN EL MAS GRANDE IDOLO DE TODA LA HISTORIA DE BOCA: PERDON por dejarte solo ,entre la jauria de la dirigencia macrista que te odiara siempre y la bajeza ,mediocridad,e iiditoez del tecnico inutil,ciego qe nunca se dio cuenta a quien tenia ante si.PERDON ROMAN PERDON

  11. Pingback: Riquelme, Boca y Angelici: Verdades que caen, mentiras que emergen | El Último Diez: Juan Román Riquelme

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s