Romance de novela

Por Martín González (Impulsor del Monumento a Riquelme)

Image

Ellos decían que se retiraría, que se iría a otro país, que la engañaría con otra camiseta. Pero estaban equivocados. En toda historia romántica hay quienes se oponen al amor. La verdad es que él siempre pensó en ella, nunca la olvidó, solo se distanció para descomprimir una situación que los estaba dañando. Pero eso es historia vieja. Después de meses de ausencia, Riquelme volvió a Boca y se reencontró con su amada Bombonera.

Volvió vestido de gala, con su 10 en la espalda y los botines lustrados. Ella lo esperaba repleta e inundada de pasión. Se extrañaban mutuamente y aunque él nunca lo dijo ni lo dirá, el distanciamiento fue motivado por alguien que nunca quiso a un Romántico entre sus dirigidos. Pero el tiempo pone las cosas en su lugar. Entonces el anhelado retorno se dio frente a Unión de Santa Fe.

Tras varios meses acumulando ganas de verla, él llegó temprano, como siempre. Ella lo necesitaba. Nunca lo olvidó ni pudo disimular su ausencia. Por eso lo esperó ardiente, con su puertas abiertas, ansiosa por el reencuentro. Él también desbordaba de entusiasmo. 

En la previa, Román la imaginó colmada, despampanante. Y no se equivocó. Ella lo aguardaba vestida de fiesta, para abrazarlo eternamente y ya no dejarlo ir. Al verla nuevamente, él la saludó emocionado, con nostalgia por el tiempo perdido y conmovido por semejante recibimiento. Luego intentó compensar su ausencia cortejándola con su andar elegante, dedicándole todo su inigualable talento. Con sus delicados pases acarició su fino césped, recorriéndola de pies a cabeza. Ella suspiró al ver sus movimientos y deliró al disfrutar de su magia. Es que nadie conoce sus rincones como él. Entonces Riquelme volvió a cautivarla y ella le regaló sus gritos de júbilo durante una noche apasionada.

Como tantas otras veces, Román y La Bombonera se reencontraron y volvieron a estremecerse. El entorno les brindó la música adecuada para que renovaran su amor, ese que no tiene fecha de vencimiento. Los protagonistas dieron rienda suelta a su idilio mutuo y aunque frente a Unión la historia no tuvo el final que todos deseábamos, Riquelme y La Bombonera demostraron que la química entre ambos sigue intacta.

Los meses de separación, solo quedarán como una anécdota. Es que juntos protagonizan un amor interminable. Hoy seremos espectadores de otro capítulo de novela, de esos que nos conmueven y que nos llenan el alma. Esta noche, encontrará a Riquelme y a La Bombonera unidos como tantas otras veces, a la luz de las estrellas, vestidos de azul y oro, empapados de pasión y de fútbol. Preparemos las gargantas y los corazones.

Anuncios

2 pensamientos en “Romance de novela

  1. si estoy en twiter es pq mi sobrino cumple 18 años y sos su idolo, realmente estoy sin trabajo y no tengo para hacerle un lindo regalo como me gustaria, por eso me tome este atrevimiento ojala consiga algo.-saludos y gracias –

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s